10 Tumbas del Periodo Tardío de Egipto en Asuán

Más de 50.000 Objetos de los Yupik

Durante más de siete años, unos arqueólogos de la Universidad de Aberdeen (Escocia) han recuperado y conservado miles de objetos utilizados hace siglos por los Yupik, los pueblos indígenas de Alaska. El deshielo y las violentas tormentas invernales estaban poniendo en peligro todos esos objetos increíblemente conservados que usaron los esquimales hace más de cuatro siglos, tanto para sobrevivir como para celebrar la vida. El equipo arqueológico, dirigido por Rick Knecht, ha trasladado más de 50.000 objetos a la Universidad de Aberdeen antes de que se comiencen a deteriorar y con el fin de realizar tratamientos de conservación. "El objetivo a largo plazo ha sido siempre devolverlos al lugar al que pertenecen y esto será posible a finales de año con la apertura del nuevo Centro de Investigación Arqueológica y de la Cultura Nunalleq en Alaska", comenta Knecht.

Entre los hallazgos hay máscaras rituales de madera, agujas de tatuaje de marfil e incluso un cinturón de dientes de caribú, todas las piezas en un asombroso estado de conservación, según informa la Universidad de Aberdeen. "Hemos descubierto cestas de hierba y esteras que fueron elaboradas cuando Shakespeare vivía y que, al sacarlas de la tierra, el tejido de hierbas aún conservaba restos de su color verde; también nos ha sorprendido la variedad y complejidad de los patrones del tejido", explica Knecht. Además, los hallazos han revelado los primeros indicios de un período conocido en la tradición oral como "las guerras del arco y las flechas", cuando las comunidades Yupik se enzarzaron en unas batallas sangrientas, antes de la llegada de los exploradores rusos en el siglo XVIII y puede que debido a un cambio climático caracterizado por un frío extremo que dificultó la subsistencia.

"El testimonio oral, transmitido de una generación a la otra, habla del horror de esas guerras y la evidencia arqueológica respalda firmemente los hechos. Hemos excavado los restos de niños, mujeres y ancianos que seguramente fueron capturados y asesinados; los hemos examinado y devuelto al pueblo para que sean enterrados de nuevo", asegura Knecht.

Comentarios