Un Enorme Campamento Vikingo en el Este de Inglaterra

Existen en la Superficie de la Tierra Restos de su Corteza Original

Un análisis de muestras de roca recogidas de la zona de Canadá conocida como Escudo Canadiense o macizo del Labrador sugiere que estas contienen componentes de la corteza terrestre que existía hace más de 4.200 millones de años.

Los resultados de esta investigación y las interpretaciones de los mismos ayudarán a clarificar algunos de los enigmas sobre la primera corteza terrestre.

Recrear la naturaleza de esa arcaica corteza es difícil porque la actividad geológica ha removido material de la superficie y del subsuelo de tal modo que la mayor parte de aquella corteza primigenia está ahora en el interior del planeta. Si bien quedan algunos fragmentos de corteza de hace 4.000 millones de años en el registro geológico, solo se han datado como más antiguos ciertos granos minerales aislados de circón.

Jonathan O'Neil, de la Universidad de Ottawa en Canadá, y Richard Carlson, del Instituto Carnegie de Ciencia, en Washington DC, Estados Unidos, analizaron las proporciones de isótopos de samario y neodimio en rocas de la Provincia Superior, la región canadiense justo al norte de los Grandes Lagos.

Las muestras están constituidas principalmente por un tipo de granito que se formó hace 2.700 millones de años, pero la creación de estas rocas con poco magnesio precisa del “reciclaje” de rocas más antiguas, ricas en ese elemento. Dada la edad de las muestras, el tiempo que precisarían para formarse a partir de rocas recicladas ricas en magnesio, y teniendo también en cuenta la proporción de isótopos de samario y neodimio, los autores del estudio han llegado a la conclusión de que hay partes de corteza con más de 4.200 millones de años de edad mezcladas con las rocas de 2.700 millones de años de la Provincia Superior.

Esas reliquias geológicas de hace al menos 4.200 millones de años conservan la huella de la diferenciación geológica temprana en la Tierra (el proceso que acabó formando un núcleo y un manto, con gran parte de los materiales más pesados concentrándose en el primero, y otros más ligeros abundando en el manto y la corteza terrestre.

Comentarios